¿Qué tipos de paneles solares hay?

El interés por el autoconsumo fotovoltaico ha incrementado exponencialmente en los últimos meses. Prueba de ello es la cantidad de emails y llamadas, tanto de empresas como particulares, que estamos recibiendo en EDF Solar para solicitar un estudio de viabilidad (informe técnico y económico) sobre la instalación de cubiertas solares.

Y es que la energía solar no es una cuestión de moda. La sociedad cada vez está más concienciada con la lucha contra el cambio climático, optando por el autoconsumo fotovoltaico como alternativa energética limpia y económica.

Una de las cuestiones decisivas a la hora de diseñar un proyecto de autoconsumo energético es la elección del panel solar.

Los paneles solares son el componente principal en una instalación de autoconsumo fotovoltaico puesto que son los responsables de absorber la luz solar y convertirla en energía eléctrica.

Tipo de paneles solares fotovoltaicos

Las placas solares fotovoltaicas más habituales en el mercado están formadas por células solares monocristalinas o policristalinas. Ambas están hechas de silicio, que es un mineral abundante, resistente y de larga duración, y la principal diferencia que tienen es la pureza del silicio. Cuanto más perfecta sea la estructura cristalina, menos impurezas tendrá el panel y, por tanto, su rendimiento será mayor.

Placa solar de silicio monocristalino o de silicio polocristalino. ¿Cuál instalar?

La disponibilidad de espacio para montar una cubierta solar y su localización son claves a la hora de elegir entre un panel solar monocristalino o policristalino.

  • MONOCRISTALINOS

Para climas fríos con tendencia a niebla y tormenta, la instalación más adecuada será de placas solares monocristalinas, ya que absorben mejor la radiación. Este tipo de celdas son de color negro y son las más eficientes, también en términos de espacio, lo que se traduce en la práctica en instalaciones más pequeñas. Se distinguen por su color oscuro y sus bordes redondeados.

Las células monocristalinas requieren de mayor cantidad de silicio en su fabricación que las policristalinas, lo que las hace más puras y eficientes.

Principales características

  1. Degradación: pueden durar hasta 50 años.
  2. Eficiencia: tienen los índices de eficiencia más altos, entregan más W por m2.
  3. Resistencia térmica: los módulos solares monocristalinos sufren una reducción en la producción una vez que la temperatura de la luz solar alcanza los 50 grados centígrados.
  4. Coste inicial: los paneles fotovoltaicos hechos de cristales de silicio de una sola célula (monocristalinos) tienen un proceso de fabricación complejo y costoso. El silicio es caro y el coste de fabricar un único cristal puro lleva mucho tiempo. No obstante, si en lugar de comparar los costes por panel o por kWp se comparan con los kWh a lo largo de su vida útil, los paneles monocristalinos pueden ser más rentables que los policristalinos debido al emplazamiento.

Monocristalinos PERC (Passivated Emitter Rear Cell)

Los paneles monocristalinos PERC son células de alta eficiencia que gozan de mayor eficiencia que un módulo monocristalino estándar. Una célula tipo mono PERC posee un dialéctrico pasivo entre la capa de aluminio y la capa base de silicio de la célula, por lo que se consigue que estos electrones de luz infrarroja no penetren hasta la capa de aluminio y sean reflejados, permitiendo generar corriente entre la capa base y la emisora. Este aprovechamiento de la luz infrarroja le proporciona a la célula PERC una mayor “sensibilidad” ante longitudes de onda larga.

  • POLICRISTALINOS

Los paneles solares compuestos por células policristalinas tienen un largo recorrido en el sector fotovoltaico. Están formados por células cuyo silicio no procede de un único cristal sino de muchos pequeños fundidos en grupo. Esto hace que no sea tan puros como una célula monocristalina por lo que su eficiencia y rendimiento son algo inferiores a un panel monocristalino. Su mayor ventaja es su coste y el menor tiempo de fabricación.

Mantenimiento de los paneles solares

El mantenimiento de las placas fotovoltaicas es indispensable para asegurar su buen funcionamiento y garantizar la mayor vida útil de la instalación.

Las instalaciones solares fotovoltaicas están sometidas a agentes externos y a cambios de temperatura que afectan tanto a los paneles como a las conexiones eléctricas que las integran. Las operaciones de mantenimiento dependen de factores como las características técnicas de cada instalación, las condiciones climáticas o la contaminación ambiental existente en la zona en la que se ubica.

En la mayoría de los casos, las placas solares se limpian directamente con la lluvia. Sin embargo, en zonas con mucho viento, alta contaminación, polvo y suciedad, la producción puede disminuir hasta un 15% a lo largo de la vida útil de la instalación paneles solares. Para mitigar este efecto, es necesario limpiar los paneles solares una o dos veces al año.

EDF Solar: amplia gama de productos

En EDF Solar contamos con los tres tipos de paneles solares fotovoltaicos descritos, adaptándonos a las necesidades de cada instalación de autoconsumo que realizamos. Ponemos a su disposición un equipo de ingenieros especialistas en energía solar fotovoltaica para asesorarle en todo lo relativo a su instalación de autoconsumo fotovoltaico. Solicite ya su estudio técnico y económico  enviando un e-mail a info@edfsolar.es o llamando al 900 53 50 37. 

 

 

 

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Programa desenvolvemento rural EDF Solar