El impuesto al sol: qué es y cómo se aplica

Desde 2015 hemos estado escuchando hablar del llamado “impuesto al sol” sin tener muy claro qué es y cómo afecta a aquellas personas que cuentan con placas solares en sus hogares o negocios. ¿Penaliza instalar módulos fotovoltaicos? ¿Cuál es su coste? ¿Cómo se calcula?

En este artículo trataremos de resolver alguna de las dudas más habituales sobre el impuesto al sol.

¿Qué es el autoconsumo?

El impuesto al sol apareció unido al autoconsumo.  Entendemos por autoconsumo la producción individual (particular o de empresa) para consumo propio a través de instalaciones fotovoltaicas que captan la luz del sol y la convierten en energía.

La energía fotovoltaica es una de las fuentes con mayor potencial en España por su situación geográfica y condiciones climáticas que permiten que se pueda disfrutar de un alto número de horas de sol durante todo el año. En 2015 la energía solar cubrió el 4% de la demanda energética europea. Los países en los que ha tenido una mayor penetración útil son Italia, Grecia y Alemania.

En España el autoconsumo implica la firma de un contrato con una comercializadora eléctrica para, en caso de no disponer de la energía que genera la instalación propia del inmueble, poder abastecerse con la electricidad que circula por la red de suministro general. Además, con esta conexión, el excedente de energía que produce el usuario también puede volcarse a la red eléctrica, de forma que no se desperdicie la energía generada.

El impuesto al sol se extrae del Real Decreto 900/2015 de 9 de octubre de 2015 y hace referencia a los importes a pagar por seguir conectado a la red eléctrica, aunque no hagamos uso de ella, y en concepto de costes y servicios del sistema.

Si contamos con una instalación de autoconsumo aislada de la red eléctrica, abasteciéndonos al 100 % con energía solar, no se aplicaría el citado RD. Para ello sería necesario el uso de baterías para almacenar la energía producida y no consumida inmediatamente (de noche, por ejemplo). Los casos en los que exige pagar el peaje de conexión se producen cuando existe conexión a la red eléctrica.

¿A quién afecta el impuesto al sol?

El impuesto al sol debe ser abonado por aquellos consumidores que tengan instalado en su vivienda o inmueble un sistema de producción fotovoltaica. No obstante, hay determinados productores de energía de autoconsumo que están exentos de pagar este impuesto:

  • Instalaciones con menos de 10kW de potencia
  • Instalaciones ubicadas en Canarias, Ceuta y Melilla
  • Instalaciones de cogeneración y frenado de trenes

Además, las instalaciones ubicadas en el archipiélago balear también disfrutarán de una reducción en este cargo.

Actualización: 

Derogación del impuesto al sol: https://www.edfsolar.es/el-fin-del-impuesto-al-sol/

 

 

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Programa desenvolvemento rural EDF Solar