fbpx

¿Cómo financiar tu instalación fotovoltaica de autoconsumo?

Proyectos de Autoconsumo Industrial en España

La producción de energía fotovoltaica es cada vez más barata. En concreto, un 77% desde el año 2010 debido a la bajada en los precios de los componentes (módulos, inversor…). Esta mejora tecnológica y reducción de costes favorece la recuperación de la inversión en un menor tiempo, que se sitúa entre los 4 y 6 años, en función del perfil de consumo de cada instalación. Son periodos de amortización muy razonables para una instalación que alcanzará, como mínimo, los 25 años de vida útil.

Aun así, uno de los aspectos más importantes a la hora de decidir invertir en la instalación de placas solares sigue siendo el pago del proyecto y las vías existentes de financiación. Hay diferentes posibilidades en función de la necesidades y preferencias del cliente. Las más habituales en el mercado son: fondos propios (pago al contado), renting o PPA.

Fondos propios

Dada la alta rentabilidad de la inversión en fotovoltaica, el pago al contado es la mejor opción para el cliente, así se asegurará el máximo provecho de su dinero. Los plazos de amortización serán los más cortos en este caso. Tener en propiedad la instalación siempre es la mejor alternativa a largo plazo al obtener el mayor rendimiento de las placas solares. Además, existen incentivos (estatales y autonómicos) a la implantación de sistemas de autoconsumo, vía impositiva o a través de subvenciones públicas a la compra.

Renting

A la hora de financiar nuestra instalación de autoconsumo debemos decidir si optamos por la propiedad (pago al contado) o el alquiler. El renting es un arrendamiento de bienes de equipo a largo plazo con una cuota fija. Al finalizar el mismo, el bien (la instalación) pasa a ser propiedad del cliente. En este caso, se sustituye el concepto de propiedad por el de uso. El renting es una herramienta muy útil para que el cliente disfrute de una opción financiada que no le supone ninguna inversión inicial, haciendo que las cuotas del renting sean cubiertas por los ahorros generados por la producción de la planta.

Además, desde el punto de vista financiero, este tipo de financiación en general no va a contar para la CIRBE, es decir, no será deuda en el balance (excepto en las empresas que se rijan por las NIC o NIIF, normas de contabilidad internacionales, como en el caso de grandes multinacionales) y podrá desgravarlo del impuesto de sociedades si corresponde. La financiación de la instalación reduce el esfuerzo del cliente a la hora de acometer la inversión, pero introduce costes financieros en dicha inversión, alargando el plazo de recuperación (payback).

Préstamo bancario

En el préstamo el cliente contrae una deuda con la entidad financiera. La planta fotovoltaica sería un activo que se financia a través de un préstamo que se coloca en el pasivo. Esto le resta a la empresa capacidad de endeudamiento que puede ser necesaria para acometer inversiones relacionadas con su negocio. Son recomendables cuando la instalación debe ser forzosamente del cliente desde el principio, como en el caso de una subvención, por ejemplo.

PPA

En general es un contrato de compra de energía. En el autoconsumo se particulariza como un contrato ESCO o ESE (Empresa de Servicios Energéticos). En este caso la ESE correrá con todos los gastos de la inversión y cobrará al cliente únicamente por el consumo de energía realizado al precio del kWh pactado, inferior al de mercado.

Cuando el contrato finaliza la instalación normalmente pasa a ser propiedad del cliente, aunque también puede optar por la retirada de los paneles solares. Los PPA’s tienen la ventaja de que el cliente no aporta dinero a la inversión ni debe pagar cuota fija alguna. Como contrapartida, este se compromete a consumir la energía que produzca la planta durante el tiempo estipulado. Se puede combinar con otos contratos para cubrir la demanda energética total del cliente.

EDF Solar ha desarrollado varios proyectos en empresas de diferentes sectores bajo la modalidad de PPA on site. La instalación solar fotovoltaica es desarrollada, construida y operada en propiedades del cliente y la energía es directamente autoconsumida. EDF diseña soluciones a medida en función del perfil de consumo del cliente y de la disponibilidad de espacio. La compañía asume los costes de instalación, operación y mantenimiento del proyecto. Los contratos tienen una duración de entre 10-15 años.

Solicita, sin compromiso, tu estudio gratuito de autoconsumo y comprueba la viabilidad económica y técnica de la instalación de placas solares en tu empresa. Cubre nuestro formulario de contacto 👉 aquí. 

4 Comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies