Polémicas declaraciones del Secretario de Estado de Energía

Por 22/03/2016Noticias

El pasado miércoles, 16 de marzo, el secretario de estado de Energía en funciones Alberto Nadal inauguraba la jornada de presentación del Balance Energético de 2015 y Perspectivas para 2016. Desgraciadamente la intervención del secretario de Estado que demostró no estar a la altura no sorprendió a nadie ya que de todos es sabido que no iba a hacer una defensa a ultranza de las energías limpias. Su discurso fue más un mitin político en contra de la propuesta en materia de energía plasmada en el acuerdo de hace unas semanas entre Ciudadanos y PSOE. Evidentemente todo el mundo es libre de tener su propia opinión sobre cuál es el modelo energético ideal pero en su posición cabe esperar que, para defender la que a su entender es la mejor opción, no se recurra a atacar a las energías renovables y mucho menos con argumentos tan manidos y desmentidos.

Empleó las cifras a su antojo y quedó patente que pese a tres años en el cargo demuestra su inexperiencia previa en el sector ni en el sector eléctrico ni en el energético.

Sirva de ejemplo el dato sobre el cumplimiento de los objetivos europeos en 2020. Según el secretario de Estado superamos el 18% de cumplimiento y asegura que llegaremos al 20% para el año 2020. Sin embargo, Eurostat (Oficina Europea de Estadística) afirma que en España el objetivo de cumplimiento es del 16%, un dato mucho más objetivo.

El señor Nadal afirmó que si mañana cerrasen las centrales nucleares la luz subiría de golpe un 25% en vez de reconocer que las energías renovables son capaces de abaratar el precio del mercado y de conseguir ahorrar dinero a nuestra economía. 

El secretario omitió que Alemania está en proceso de cerrar todas sus centrales nucleares y que Francia también planea una transición hacia las energías renovables.

El señor Nadal parece ignorar que España tiene ya tanta capacidad instalada de ciclos combinados de gas que no es necesario construir un solo MW más de esta tecnología hasta dentro de muchos años. En cambio, el desarrollo de las renovables sí que está ligado a los objetivos europeos, desarrollo que él se ha ocupado de frenar durante su mandato.

Si nos fijamos en el resto de economías desarrolladas, muchos países apuestan por las tecnologías renovables ya incluso por una mera cuestión de costes y competitividad, desbancando al gas, al carbón y por supuesto a la energía nuclear.

Es una pena que en un foro repleto de expertos en el sector energético el discurso fuera tan poco riguroso.

Fuente: Elperiodicodelaenergia.com

Deja tu comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Xunta de Galicia